Acuerdos extrajudiciales en los impagados

Según datos elaborados por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas el nivel de impago por morosidad soportado por las comunidades de propietarios en los últimos años se ha extendido hasta convertirse en algo habitual.

La Ley de Propiedad Horizontal no ofrece demasiadas herramientas para poder cobrar las cantidades pendientes. Siendo necesario intentar un acuerdo extrajudicial de los impagos del propietario moroso antes de ejercitar acciones judiciales.

¿Cómo se debe actuar ante un impago?

Lo más habitual, para garantizar el cobro, previo análisis de la situación de cada deudor, deberá ser negociar un acuerdo de pagos realista y razonable. Siempre desde la empatía para convencer al deudor y utilizando los instrumentos más adecuados en cada caso. Es importante destacar que la negociación debe ser organizada y planificada y que no esté sujeta a improvisación alguna.

En ocasiones no se puede conseguir el cobro inmediato de la deuda, y se ha de negociar una solución amistosa que puede pasar por aplazamientos, novaciones, transacciones y compromisos de pago fraccionando la deuda.

El administrador de fincas ante un propietario que está pasando por una situación de falta de ingresos puntual y temporal, deberá mantener la buena relación con el vecino y garantizar la convivencia entre el resto. En estos casos será más fácil convencer al propietario para realizar de forma voluntaria los pagos de cuotas impagadas.

Por el contrario, si se trata de un moroso habitual y con falta de interés en el cumplimiento de sus obligaciones en el sostenimiento de los gastos de su comunidad, deberá recurrir a acciones judiciales en último término siempre y cuando no sean eficaces las fases de negociación y buen entendimiento.

Una vez conseguido el acuerdo es necesario plasmarlo en un documento que garantice los intereses de la comunidad acreedora y en caso de incumplimiento, demostrar, por un lado, que el administrador vela por la comunidad en su conjunto y por el otro la mala fe del propietario moroso.

El cobro de un impago no es tarea fácil, pero en Airam Administradores siempre trabajamos desde la empatía, logrando acuerdos amistosos con aquellos propietarios que pasan por situaciones económicas difíciles y con ello consiguiendo comunidades con cero porcentaje de impagados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *